1. Participativo en el proceso de formación y educación de su hijo(a).

2. Responsable en el cumplimiento de su rol como apoderado en relación a su hijo(a) e
institución escolar.

3. Comprometido con el desarrollo armónico tanto psicológico, biológico y escolar de su
hijo(a).

4. Incondicional para ayudar, cooperar y apoyar a su hijo(a) frente a cualquier situación
problemática que él o ella enfrente en su desarrollo como estudiante.

5. Cooperador permanente con su hijo(a) y el colegio en las instancias que se les requiera.

6. Comunicado periódicamente con sus profesores, para mantener un conocimiento del
avance y el desarrollo de su hijo(a) como persona y estudiante.